Menú
Menú
Cerrar

19 dic 2018

TEA Tenerife Espacio de las Artes reúne por primera vez en una exposición la mirada y el talento de Cebrián y Poldo Cebrián

La muestra, ‘Cebrián Poldo Cebrián: Dos generaciones (1949-2019)’, se inaugura mañana [jueves 20] a las 20:00 horas en este centro de arte contemporáneo del Cabildo

TEA Tenerife Espacio de las Artes, a través del Centro de Fotografía Isla de Tenerife, presentó hoy [miércoles 19] la exposición Cebrián Poldo Cebrián: Dos generaciones (1949-2019), muestra que reúne por primera vez la mirada y el talento de dos grandes fotógrafos españoles del siglo XX: Cebrián (Burgos, 1919-Tenerife, 1999) y Poldo Cebrián (La Palma, 1948). El director insular de Cultura y Educación, José Luis Rivero; el conservador jefe de TEA Tenerife Espacio de las Artes, Isidro Hernández; y el fotógrafo Poldo Cebrián, fueron los encargados de dar a conocer esta exposición a dos voces, que se inaugura mañana [jueves 20] a las 20:00 horas en este centro de arte contemporáneo del Cabildo.

José Luis Rivero destacó que esta muestra, que ofrece un recorrido antológico por setenta años de labor fotográfica y que reúne más de un centenar de obras de estos dos obreros de la fotografía, “marca un hito en TEA tanto artística como humanamente”, ya que en ella se unen dos grandes artistas, dos fotógrafos marcados por dos generaciones, padre e hijo, que se han dedicado a trabajar toda la vida.

El responsable de Cultura, quien explicó que esta muestra está estructurada en cinco ámbitos en base a las distintas temáticas, apuntó además que se trata de toda una celebración de la producción fotográfica realizada desde las Islas, coincidiendo con el centenario del nacimiento de quien fuera uno de los grandes protagonistas de la fotografía en Canarias. Cebrián Poldo Cebrián: Dos generaciones (1949-2019) -que descubre al visitante un gran número de obras inéditas de estos dos autores- se podrá visitar en TEA hasta el 10 de marzo de 2019, de martes a domingo de 10:00 a 20:00 horas.

Continuar leyendo...

regresar al listado de noticias
imagen

Cebrián Poldo Cebrián: Dos generaciones (1949-2019) -que descubre al visitante un gran número de obras inéditas de estos dos autores- se podrá visitar en TEA hasta el 10 de marzo de 2019, de martes a domingo de 10:00 a 20:00 horas

Isidro Hernández por su parte subrayó que Cebrián y Poldo Cebrián, desde sus diferentes perspectivas, han abordado temas que les son comunes: la mirada sobre el paisaje atlántico y sus habitantes, la sobreabundancia de la naturaleza insular, el desnudo, el enardecimiento de la belleza del cuerpo, el retrato de los protagonistas de su época o las escenas cotidianas de los años que les tocó vivir. “La curiosidad los llevó a convertir en imagen eterna la belleza efímera”, agregó Hernández que quiso agradecer a Poldo Cebrián la cesión a TEA de una de las piezas que conforman esta muestra, Humanidades. Se trata de una obra que está integrada por 270 retratos de intelectuales y artistas.

Poldo Cebrián, quien mostró su agradecimiento a TEA y al Cabildo por esta exposición, destacó que en ella el visitante se va a encontrar con 70 años de historia, de trabajo. Durante el montaje de la misma -reconoció el fotógrafo- sintió viajar en el tiempo, volver a aquella infancia, revivir los años que pasaba en el cuarto oscuro de su padre, “un cuarto oscuro lleno de luz”. “Esta exposición es una regresión pura a mi infancia, a lo que viví y sentí en ella”, aseguró Poldo Cebrián.

imagen

Señaló además que, una parte de las obras expuestas en esta muestra pertenecen a la colección del Centro de Fotografía Isla de Tenerife, mientras que otra pertenece a la colección privada del autor. La exposición es una muestra en la que reina el blanco y negro, “los colores del alma” para Poldo Cebrián.

La primera sala se dedica al Silencio y en ella Poldo Cebrián ha querido hacer un homenaje a todos los que se han ido, a quienes ya no están, y a la vez despertar la conciencia y hacer un llamamiento a la bondad. Y es que -recuerda el fotógrafo- nadie se escapa de la muerte y lo que nos llevamos cuando uno camina hacia ella o lo que se deja cuando uno se queda es el ser o no una buena persona. En un segundo ámbito se encuentran los Desnudos, mientras que el tercero es el que aborda el Paisaje y la arquitectura.

En la cuarta estancia se encuentran Retratos y sociedad, donde además de las obras fotográficas se proyecta el audiovisual de Cebrián, La isla soñada. Este trabajo, de principios de los años 60, viajó con el Patronato de Turismo del Cabildo por toda Europa mostrando las excelencias turísticas de Tenerife. El quinto ámbito es el dedicado a la documentación y en él el público puede conocer más a los autores de esta exposición a través de entrevistas que se le han realizado, de sus biografías y de diversas publicaciones.

imagen

Además de las fotografías que hasta la fecha no se habían exhibido con anterioridad, también destaca que en esta exposición casi la mitad de las obras han sido creadas ex profeso para la misma como Humanidades, fruto de tres años de trabajo (entre 2000-2003). Esta pieza está avalada por los escritos de María Rosa Alonso y Juan Manuel Bonet, textos que se presentan también en esta sala. Para realizar estas fotografías, Poldo Cebrián montó estudios en Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria y Madrid por donde fueron pasando los distintos personajes y además también se trasladó a las otras Islas para fotografiar a más protagonistas de estas instantáneas.

Tal vez por su decidido compromiso con la búsqueda de un lenguaje singular en el contexto de la escena artística canaria y su obsesiva labor creativa en el ámbito de la imagen, la figura de Poldo Cebrián (La Palma, 1948) ha merecido el reconocimiento a una labor de gran alcance en el marco de la experimentación fotográfica. La suya, ha sido una trayectoria ligada a uno de los nombres propios de la fotografía española del siglo XX: Cebrián.

Desde que en 1949 naciera su primer estudio en la isla de La Palma, Cebrián (Burgos, 1919 - Tenerife, 1999) ha dejado en herencia un valioso archivo fotográfico de toda una vida dedicada a aquello que realmente movía su espíritu inquieto y creador: ser fotógrafo, labor que emprendería, a toda costa, incluso renunciando a una posición menos arriesgada. A partir de este instante y, con algunos conocimientos que pronto evolucionarían gracias a su deseo de transformar en imágenes todo lo que motivara su sensibilidad, Cebrián incrementa su curiosidad por la fotografía.

Leopoldo Cebrián Alonso

Comienza a aceptar encargos y a trabajar de forma profesional a partir de 1949, lo que propicia que abra el primer estudio en su casa de Santa Cruz de La Palma, isla a la que se había trasladado tres años antes y donde la oficina de abastos tenía delegación. Esto le permitiría continuar su trabajo, que compagina con la afición por la fotografía, hasta que decide abandonarlo en beneficio de sus inclinaciones artísticas.

En la década de los sesenta decide instalarse en Tenerife, donde abre su estudio fotográfico. Continúa con los encargos, sus retratos, fotorreportajes y, sobre todo, con su admiración por el paisaje de las islas, lo que propicia que en 1965 comience a conocerse como difusor del paisaje canario -su labor profesional más reconocida-, especialmente la Isla de Tenerife. De hecho, sus fotografías son utilizadas por el Cabildo de Tenerife para campañas turísticas, así como sus audiovisuales, que recorren la geografía nacional e internacional, y participa en diversas ferias de turismo, resaltando la calidad de sus imágenes e innovaciones en los montajes audiovisuales.

La fotografía de Cebrián destaca por su sugerente mirada íntima. Atraído por la belleza y la armonía de la naturaleza y el cuerpo y dejando a un lado los aspectos más clásicos, desde los años cincuenta dio a la fotografía un sentido más innovador, convirtiéndose en un eslabón en la evolución de la fotografía en Canarias.

Poldo Cebrián

Su infancia se desarrolla principalmente en Santa Cruz de La Palma (1948-1960), hasta que en 1961 sus padres se trasladan a Santa Cruz de Tenerife. Atraído desde niño por la magia del cuarto oscuro y, vinculado desde que nace a la misma pasión que su padre, comienza a producir sus primeras fotografías durante una estancia en Venecia a sus diecisiete años.

En 1971 se traslada a Londres, y dos años más tarde regresa a Tenerife, donde empieza su andadura como fotógrafo profesional, al tiempo que realiza fotografía artística. Su relación con la  Sala Conca y su entorno resulta crucial en estos años de formación. Durante 1975 y 1977, viaja por España y Europa formando parte del equipo Audiovisuales Cebrián.

La fotografía de encargo, los carteles y calendarios de autor; así como la edición de libros y las exposiciones de sus obras, formarán parte de su trabajo entre 1978 y 2017. Poldo Cebrián ha expuesto en todas las islas Canarias, así como en Tarragona, Madrid, Barcelona, Sevilla, Braga (Portugal), Esztergom (Hungría), Miami (Estados Unidos), Heidelberg (Alemania), Londres, Berlín, Azores (Portugal), Kiev (Ucrania) y Varsovia (Polonia).

En este sitio web usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.cerrar