Menu
Menú
Cerrar

Apuntes sobre el consumo de imágenes de paisaje 2

SOTO, Magnolia

2001

Número de registro: 0603014002

Colección(es): Colección del Centro de Fotografía Isla de Tenerife

Serie: Apuntes sobre el consumo de imágenes de paisaje

Técnica: Fotografía Polaroid

Medidas: 10,2 x 10,2 cm

“Otro testimonio elocuente acerca del lado oscuro de nuestra realidad lo tenemos en la extensa serie de Magnolia Soto, 20 polaroid: Apuntes sobre el consumo de imágenes de paisaje, en clara continuidad con sus preocupaciones artísticas de un tiempo a esta parte. Dichas polaroid están tomadas frente al televisor (son imágenes de imágenes) y a partir de documentales, informativos o anuncios destinados al consumo local o foráneo. Su carácter informativo o publicitario queda al instante diluido por la naturaleza autorreferencial y transparente de estos «simulacros», y nos muestra a nuestros visitantes «cualificados» en el desempeño de todas aquellas rutinas rituales que son, a la vez, el medio y el fin de su «afortunada» estancia.

Las distintas y previsibles «actividades» que vertebran la serie son, por este orden: la contemplación de nuestros envidiables paisajes terrestres y marinos, el desembarco en nuestros modernos aeropuertos o legendarias costas, el desplazamiento automovilístico por nuestra omnipresente red viaria (y por fuera de ella), la producción de imágenes para testimonio y recuerdo de la grata estancia (mediante toda clase de prótesis ópticas: cámaras fotográficas, vídeo, prismáticos…), y el alojamiento en nuestras célebres zonas de «descanso, ocio y esparcimiento» (con sus hoteles, apartamentos, restaurantes, terrazas, piscinas, parques...), y todas las prácticas lúdico-recreativas que por tierra, mar y aire refuerzan la inolvidable experiencia.

Es preciso notar dos cosas: la primera, que todas estas escenas, salvo pequeños detalles, podrían tener lugar en casi cualquier otra parte del mundo (otros «no lugares» como dice el antropólogo Marc Augé), cuyas reflexiones hace suyas la autora de estas imágenes:

Hay espacios en los que el individuo se siente como espectador sin que la naturaleza del espectáculo le importe verdaderamente. Como si la posición de espectador constituyese lo esencial del espectáculo, como si, en definitiva, el espectador en posición de espectador fuese para sí mismo su propio espectáculo.

(...) De aquí se deriva también la otra observación, ya que Magnolia Soto —contra toda lógica y con toda intención— sitúa la «contemplación» en el primer lugar de su ordenada secuencia de tareas o actividades (incluso antes de la llegada): se trata de la «imagen anticipada» de la que habla Augé, verdadero fantasma tutelar del deseo en la cultura del consumo de imágenes.

(...) Lo cierto es que el paisaje de las Islas Canarias —al menos desde el ilustrado Viera y Clavijo y, sobre todo, desde los románticos Alejandro Humboldt y Sabino Berthelot— ha sido el vehículo privilegiado mediante el cual la explotación del territorio y de sus gentes (y también por sus gentes) ha sido estetizada y sublimada: desde el autoritarismo del antiguo régimen —pasando por el franquismo— hasta el actual autogobierno autonómico, las coartadas del poder local para perpetuarse, sin demasiados cambios, se han apoyado siempre en la pastoral idílica (o paradisíaca y sensual) de las Islas Afortunadas.”

[Fragmento extraído del texto de Ángel Mollá "Esto no es una fotografía", en Esto no es una fotografía, pp. 42-44. Área de Cultura, Cabildo Insular de Tenerife, 2001]