Menu
Menú
Cerrar

16 sep 2022 > 06 nov 2022

Almas en pena dentro del laberinto

El videoclub

TEA Tenerife Espacio de las Artes proyecta en El Videoclub -programa de TEA que propone una reflexión sobre el sentido de la imagen y el lenguaje cinematográfico- un nuevo ciclo titulado Almas en pena dentro del laberinto. Este ciclo de proyecciones, que comienza este viernes [día 16], está compuesto por El carnaval de las almas (1962), de Herk Harvey; el tráiler de Los otros (2001), de Alejandro Amenábar; el Theatrical trailer de 35MM de El resplandor (1980), de Stanley Kubrick; Rouge total, de Virginie Barré & Stephane Sautour (Vídeo de la Colección Ordóñez-Falcón de Fotografía. Colección TEA Tenerife Espacio de las Artes. Cabildo Insular de Tenerife) y por el trailer oficial de El resplandor (1989),de Stanley Kubrick.

Continuar leyendo...

imagen

Almas en pena dentro del laberinto

El visitante puede visionar todos estos trabajos, que se proyectan en bucle, de manera gratuita hasta el 6 de noviembre, de martes a viernes de 12:00 a 20:00 horas, y sábados, domingos y festivos, de 10:00 a 20:00 horas.

 

En 1962 se estrenaba en Estados Unidos, una película de serie B llamada El carnaval de las almas, ópera prima en el cine de ficción de un tal Herk Harvey, un cineasta que venía desarrollando una larga trayectoria como director de producciones educativas y comerciales para la compañía cinematográfica Centron Corporation. En esa misma empresa, junto a Harvey trabajaban Maurice Prather, quien se encargaba de la fotografía, y John Clifford, guionista de esos filmes educacionales y corporativos, y que serían quienes acompañarían a Herk Harvey en du debut en el largometraje, encargándose de la imagen y el guion respectivamente, de El carnaval de las almas.

La película, rodada en tres semanas y con un presupuesto de 30.000 dólares, fue un auténtico fracaso y pasó a dormir el sueño de los justos durante un par de décadas. En los años 80, la película comenzó a emitirse por televisión de manera recurrente coincidiendo con Halloween, debido a que los derechos de la misma, habían pasado a domino público por problemas con la productora original, de manera que poco a poco fue convirtiéndose en una película de culto, reivindicada por cineastas como Scorsese, David Lynch o George A. Romero, cuya La noche de los muertos vivientes (1968) debe mucho a El carnaval de las almas. 

imagen

El caso es que la travesía por el Purgatorio -¿o se trata del Limbo?- de la protagonista de la cinta (la excelente y desconocida Candace Hilligoss, de una fotogenia y expresividad asombrosas), tiene un puñado de escenas magistrales, consiguiendo una atmósfera fantasmagórica, en la que es capital la portentosa fotografía de Prather, y el omnipresente sonido del órgano de la banda sonora de la película, a cargo de Gene Moore. Herk Harvey, que interpreta –sin acreditar- al fantasma que persigue a nuestra protagonista, no volvió a dirigir un largometraje de ficción en toda su vida, pero nos ha dejado una película fascinante, irregular y genial, que a ratos se asemeja al Ingmar Bergman más terrorífico, el de El rostro, (1958), y en ocasiones a los hallazgos expresivos del Cocteau de La sangre de un poeta (1932), sin olvidar las referencias al expresionismo cinematográfico alemán en más de un momento.

Almas en pena dentro del laberinto

La fuerza visual del largometraje, el suspense psicológico, y la atmósfera perturbadora y onírica del filme, deben igualmente mucho a una de sus localizaciones principales, un en su momento esplendoroso y ahora abandonado y espectral resort de Sal Lake City, convertido en parque de atracciones de pesadilla a la vez que puerta “al otro lado”.

Sin ánimo de hacer spoilers –directos-, es muy fácil rastrear la influencia de esta película en El sexto sentido (M. Night Shyamalan, 1999) y Los otros (Alejandro Amenábar, 2001), pero también se puede hacer lo propio con El resplandor (Stanley Kubrick, 1980), si atendemos a una de las muchas interpretaciones plausibles a la presencia de Jack Torrance en la fotografía del baile del Hotel Overlook en el año 1921. Precisamente, los icónicos pasillos del Overlook –con el mismo estampado en forma de laberinto que el jardín exterior del hotel- son lo que las francesas Virginie Barré & Stephane Sautour recrean en parte en Rouge total (2003) a partir de modelos iconográficos cinematográficos, que culminan con la visión animada de la célebre escena del triciclo por los pasillos del hotel de El resplandor.

¿Por dónde deambulan esas almas en pena, por el Purgatorio, por el Limbo? ¡Qué más da! El caso es que se trata de un puñado de obas maestras, a las que volver cada poco tiempo, no en busca de respuestas, sino para plantearse preguntas.

[Texto de Emilio Ramal. Conservador de Cine y Vídeo de TEA]

Almas en pena dentro del laberinto

INFORMACIÓN Y HORARIO:

El Videoclub consulta el mapa

16 sep 2022 > 06 nov 2022

Tlf: 922 849 090 (De martes a viernes, de 12:00 a 20:00 horas. Sábados, domingos y festivos, de 10:00 a 20:00 horas)

regresar al listado de actividades

Newsletter

Subscribe to our newsletter to stay up to date with what’s happening at TEA (in Spanish)

To improve your experience at TEA Tenerife Espacio de las Artes, please select your main areas of interest

Basic information on data protection
Responsible party: TEA Tenerife Espacio de las Artes
Purpose: to supply you with information about offers, promotions and advertising from TEA Tenerife Espacio de las Artes.
Rights: you can exercise your right to access, rectification, deletion and others, as stated in the further information that can be found in our data protection policy (in Spanish).