• Contactar con Nosotros
  • Icono Issuu
  • Icono Vimeo
  • Icono Instagram
  • Icono Twitter
  • Icono Facebook
  • Cine TEA
  • Visitas y Talleres
  • Area 60
  • Centro de Fotografía
  • FotoNoviembre
  • Biblioteca de Arte

La comisaria Sigal Barnir llega a Fotonoviembre con ‘It Is No Dream’, una muestra que cuestiona la veracidad de las imágenes

01-dic-17

¿Es posible distinguir el sueño de la realidad? Esta pregunta, que ha acechado a la mente humana a lo largo de toda su existencia, es también el punto de partida de la exposición que la comisaria israelí Sigal Barnir presenta en la XIV Bienal Internacional de Fotografía de Tenerife Fotonoviembre dentro de 'Kénosis', su Sección Oficial. Bajo el título de 'It Is No Dream [No es un sueño]', la profesora de Historia de la Arquitectura en la Bezalel Academy de Jerusalén reúne en TEA Tenerife Espacio de las Artes -centro de arte contemporáneo del Cabildo- el trabajo de los fotógrafo Michal Baror, Ohad Hadad & Hilal Jabareen y Ammar Younis. En ella, pone en cuestión el papel de la imagen, de su veracidad, y se mueve entre la conciencia de que una realidad irritante no siempre es únicamente una pesadilla y la ilusión de que las visiones ficticias pueden devenir reales. 'It Is No Dream' se puede visitar en TEA hasta el próximo 18 de febrero, de martes a sábado de 10:00 a 20:00 horas.

151211642013906

Ammar Younis aborda en esta muestra el tema de la pertenencia a Palestina. En sus fotografías de personas mayores que llevan décadas viviendo en los pueblos de Wadi Ara, el fotógrafo muestra su reclamación silenciosa de nacimiento en la para muchos extraña identidad de palestinos israelíes, y a lo largo de las playas griegas fotografía los carnés de identidad de los refugiados llegados en barcas desde Siria. Las fotos descubren su origen palestino, reflejando así que para muchos palestinos la de refugiado es una condición permanente y en está ocasión doble.

En esta ocasión, Ammar Younis presenta el Árbol genealógico de la familia Younis (2011), que tiene más de 2000 miembros. Su participación en Fotonoviembre se completa con Retratos de gente mayor de la ciudad de Umm El-Fahem (2011), Ciudad de Umm El-Fahem (2011), Refugiados sacándose fotos en la isla de Chios en Grecia (2015), Refugiados llegando a la isla de Chios en Grecia (2015) y Carnés de identidad de refugiados sirios en los que consta que han nacido en Palestina (2015).

Michal Baror basa su trabajo en el archivo de la Unidad para la Prevención del Robo de Antigüedades del Departamento de Antigüedades de Israel. A través de sus fotografías, la artista describe el ciclo del robo: el Estado en función de la normativa sobre restos arqueológicos decomisa cualquier tesoros oculto bajo tierra, los "ladrones de antigüedades" los desentierran, y mientras los funcionarios del Departamento se muestran disfrazados, "robando" la identidad étnica de los ladrones, la artista "roba" las imágenes y las usa en su exposición artística. Su serie Looters (Saqueadores) muestra estas fotografías ampliadas a tamaño real que hacen "revivir" a los saqueadores mediante la escala. Se les representa a tamaño real y casi cara a cara con el espectador. Otras de sus fotografías muestran eventos sociales de la unidad y en una de ellas aparecen funcionarios de la Unidad de Prevención vestidos de árabes, imitándoles con huecos dentales postizos.

Out of context es el título del vídeo que Michal Baror presenta también en TEA. En él, le descubre al espectador a Jeris Murkus Ballan, que toca el bouzouk y que además es arqueólogo y compositor. Aparece sentado en el centro de un almacén que guarda la Colección Arqueológica Dayan, y que en 1986 el Israel Museum adquirió a la viuda del famoso general israelí Moshe Dayan. La colección, que se logró gracias al poder político de Dayan, se convirtió en el símbolo del robo de antigüedades y suscitó muchas cuestiones éticas cargadas de implicaciones.

Por su parte, los jóvenes diseñadores Ohad Hadad y Hillal Jabareen, ambos de origen árabe -uno judío y otro musulmán- optan por ignorar los temas de identidad, significado y representación, para homenajear lúdicamente su amistad usando imágenes históricas de archivo como telón de fondo de su mascarada. Ohad y Hilal proclaman el snack infantil Bamba como denominador común para todo el mundo. Bamba -que enmarca las puertas de la sala de exposiciones- es un tentempié israelí hecho de cacahuete y maíz, producido y comercializado con un éxito sin precedentes por la compañía Osem desde 1964. Israelíes y palestinos, a ambos lados del Muro de Separación, consumen Bamba, u tentempié amarillento que no diferencia nación, raza o etnicidad.

Autobús nº 300, es el título de otra de las obras que muestran en Fotonoviembre Ohad Hadad y Hillal Jabareen. El 12 de abril de 1984 cuatro integrantes del Frente Popular para la Liberación de Palestina secuestraron el autobús nº 300 durante su trayecto desde Tel Aviv a Ashkelon, con 41 pasajeros, obligándole a dirigirse a la Franja de Gaza. Los secuestradores exigían la liberación de 500 integrantes de la OLP que por aquel entonces estaban recluidos en cárceles israelíes. Al día siguiente, justo antes del amanecer, una unidad de élite de la IDF (Fuerzas armadas israelíes) asaltaron el autobús, y a continuación hubo notas de prensa en Israel y en todo el mundo que aseguraban que todos los secuestradores habían muerto durante el asalto. Unos días después, una fotografía de Alex Lavac, fotógrafo israelí, mostraba a uno de los secuestradores saliendo del autobús con vida y totalmente consciente. La publicación de la fotografía provocó protestas públicas y la exigencia de que se investigaran las circunstancias de la muerte de los secuestradores. Una investigación posterior reveló que dos de los secuestradores habían muerto a golpes, lo cual obligó a dimitir a Avraham Shalom, jefe del Shin Bet, la Agencia de Seguridad Israelí)

Fotonoviembre, que puede visitarse en parte hasta finales de febrero en distintos espacios expositivos de la Isla, es una gran muestra en la que se integran, bajo el denominador común de la imagen, distintos aspectos relacionados con el arte contemporáneo, las nuevas tecnologías, el patrimonio fotográfico, la creación personal y la evolución del propio medio. Esta bienal se celebra en Tenerife cada dos años desde 1991 y se ha convertido en uno de los impulsores de la imagen fotográfica tanto en Canarias como en el exterior. En esta nueva edición, que se presenta bajo el epígrafe de Kénosis, se invita a reflexionar sobre la imagen, sobre sus múltiples significados, lecturas o interpretaciones.