• Contactar con Nosotros
  • Icono Issuu
  • Icono Vimeo
  • Icono Instagram
  • Icono Twitter
  • Icono Facebook
  • Cine TEA
  • Visitas y Talleres
  • Area 60
  • Centro de Fotografía
  • FotoNoviembre
  • Biblioteca de Arte

Introducción (continuación)

La función principal de la plaza, sin embargo, será conducir al público al interior del edificio y proporcionar una buena orientación a todos los visitantes. El hall de entrada está concebido como continuación espacial de la plaza. Acoge generosamente al Café del museo y las taquillas. Al pasar las taquillas, hay una amplia escalera que conecta con la planta superior e inferior del museo. En la planta superior hay salas de distintos tamaños inundadas de luz natural y que se adaptan a los requerimientos especiales de la colección de Óscar Domínguez; el nivel inferior alberga una gran superficie que se puede adaptar a las necesidades de exposiciones temporales. Todos los espacios del museo cuentan con una climatización y equipamiento de última generación. La altura del techo en ambas plantas alcanza los 6 metros o los supera. Las galerías del Centro de Fotografía, ubicadas también en la planta inferior, son más íntimas en cuanto a su tamaño y se pueden conectar con el espacio de Exposición Temporal.

Al atravesar la plaza, los visitantes quedarán sorprendidos por los espacios inundados de luz de la biblioteca. La plaza pública atraviesa literalmente la gran sala de lectura. Las amplias cristaleras permiten la mirada al interior y al exterior del generoso espacio abierto de la biblioteca.

El tipo de edificio diseñado para TEA Tenerife Espacio de las Artes se basa en los patios. Los patios alargados son importantes en varios aspectos: proporcionan luz natural, vistas y orientación a los visitantes y usuarios de los espacios del museo y de la biblioteca.

Desde el inicio del proceso de diseño los arquitectos han trabajado con los patios, también porque quisieron conectar tipológicamente el nuevo Centro con su edificio vecino, el Antiguo Hospital Civil, posteriormente convertido en el actual Museo de la Naturaleza y el Hombre. Sin embargo, tardaron tiempo en comprender que las diversas actividades y funciones del centro debían reunirse bajo un mismo tejado continuo, en lugar de dividirlo en alas individuales. Esta es también una de las razones por la que los patios alargados ya no aparecen como espacios exteriores que se han incorporado, sino más bien como espacios interiores que se han dejado abiertos. La interacción espacial entre interior y exterior integra más que separa los diversos paisajes urbanos. El nuevo centro cultural, por lo tanto, no sólo es un lugar del encuentro para la gente sino también un lugar de intersección para el paisaje de la ciudad contemporánea, el casco antiguo con su silueta a lo largo del barranco y la topografía arcaica del propio barranco.

En el inicio de su actividad, TEA contará con una colección dedicada al pintor tinerfeño Óscar Domínguez, que permanecerá expuesta hasta el 6 de septiembre de 2009, así como con otras dos exposiciones temporales que se exhibirán hasta el mes de enero de 2009. Cosmos. En busca de los orígenes: desde Kupka a Kubrick, aborda la preocupación continua de los orígenes del hombre, de la vida, del universo. Un arma visual: fotomontajes soviéticos 1917-1953, muestra imágenes fabricadas a partir de mecanismos que reclaman con total independencia su realidad objetiva.